Frases de Dios – Frases con Emoción

La lámpara del cuerpo es el ojo. Así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz.

  • De cierto os digo que el que no reciba el Reino de Dios como un niño, no entrará en él.
  • Muchos que son primeros serán últimos; y los últimos, primeros.
  • Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.
  • Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.
  • Todavía hay una cosa que falta en cuanto a ti: Vende todas las cosas que tienes y distribuye entre los pobres, y tendrás tesoro en los cielos; y ven, sé mi seguidor.
  • ¡No mintáis, y no practiquéis lo que odiáis!, porque todo se revela delante del rostro del Cielo.
  • Yo y el Padre uno somos.
  • Sígueme.
  • En los momentos más difíciles de tu vida, yo siempre estaré a tu lado.

Frases-de-Jesús-5

  • Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo.
  • ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando.
  • El que cree en el Hijo tiene vida eterna.
  • Porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos.
  • Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.
  • El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece, y yo en él.
  • Pero el que obra la verdad, va a la luz, para que quede de manifiesto que sus obras están hechas según Dios.
  • Las decisiones de Dios son misteriosas, pero siempre a nuestro favor.
  • Muchos son los llamados y pocos los escogidos.

Frases-de-Jesús-6

  • Yo soy la luz, y he venido al mundo para que todo el que crea en mí no permanezca en las tinieblas.
  • Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. Id, pues y aprended lo que significa: misericordia quiero y no sacrificio.
  • Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas. …y conozco mis ovejas, y las mías me conocen.
  • También a otras ciudades tengo que declarar las buenas nuevas del reino de Dios, porque para esto fui enviado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *